En Montibello.com utilizamos cookies propias y de terceros que recogen información en tu navegador web para ofrecerte una mejor experiencia online.

Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Saber más


Estás en: In Beauty | Prollagen-VG, el colágeno vegano que ha llegado para revolucionar el mundo de la cosmética

Prollagen-VG, el colágeno vegano que ha llegado para revolucionar el mundo de la cosmética

Estética | 12 octubre 2020

La última innovación de Montibello, Genuine Cell, ha supuesto un hito a nivel cosmético al introducir, por primera vez en el sector de la cosmética, el colágeno vegano, un activo desarrollado en exclusiva por el departamento de I+D+i de Montibello.

Pero, ¿cómo surgió el desarrollo de este nuevo principio activo? David Vilaspasa, R&D Skin Care Manager de Montibello, nos explica el reto al que se enfrentó cuando estaba trabajando en el desarrollo de Genuine Cell: “Cuando empezamos a trabajar en la gama, presenté al departamento de marketing los péptidos de acción antiedad más avanzados, convencido de que les iban a entusiasmar tanto como a mí. Pero la directora de marketing me comentó que quería que el activo principal de la gama fuese el colágeno vegano. Le comenté que eso no sería posible, ya que el colágeno, como todos sabemos, es de origen animal, pero ante su insistencia, acabé investigando cómo podíamos desarrollarlo. Y así fue como, tras un largo proceso, surgió Prollagen-VG”.

¿Qué es el colágeno y por qué juega un papel tan importante en la cosmética?

Sobre la mitad del colágeno total de nuestro cuerpo se encuentra en la piel y constituye el 70% de los componentes, aparte del agua presentes en nuestra dermis. El 85% del colágeno existente es el de tipo 1 y este colágeno endógeno se sintetiza en unas células denominadas fibroblastos.

El colágeno pertenece a una familia de 19 proteínas fibrosas insolubles con una estructura de triple hélice y se ha determinado que una fibra de colágeno simple es capaz de aguantar una carga estática de hasta 20 kg. No es de extrañar, por tanto, que el colágeno sea esencial para la firmeza de la piel.

La composición del colágeno es única: está compuesto por tres aminoácidos principales (glicina, prolina e hidroxiprolina). Tan solo el colágeno de origen animal se asemeja enormemente en su composición al de nuestra piel y, por ello, se ha convertido en un activo muy relevante en cosmética. Se ha demostrado que el colágeno mejora la apariencia y tacto de la piel, dejándola más suave.

Además, al ser una molécula de alto peso molecular con poder higroscópico y alta sustantividad en la superficie de nuestra piel, obtiene mejoras sustanciales en la reducción de pérdida transepidérmica de agua y mejora las propiedades mecánicas de la misma, como la elasticidad.

Lamentablemente, se trata un compuesto de origen animal lo que hace que su uso pierda interés para gran parte de los consumidores que rechazan este tipo de activos.

Tecnología de vanguardia para un ingrediente de vanguardia

El objetivo con que se encontró el departamento de I+D+i de Montibello fue obtener un compuesto lo más parecido posible al colágeno animal, sabiendo que es imposible encontrar colágeno, por su composición química, fuera del mundo animal. Debido a esta imposibilidad, decidieron buscar qué plantas o frutos de éstas podían incluir una concentración más elevada en proteínas y que, además, su composición tuviese los aminoácidos propios del colágeno animal.

La selección final de los ingredientes que acabaron confirmando el compuesto se basó en 4 especies vegetales (dos cereales y dos legumbres) con un alto contenido proteico: el arroz, la soja, la lenteja y la quinoa.

Una vez seleccionadas, se utilizó un proceso de extracción altamente vanguardista que ofreció la posibilidad de ser selectivos en la obtención del principio activo deseado. Esta tecnología se conoce como hiperfermentación (HyperFermentation Technology), dando por resultado hidrolizados de proteínas enriquecidos. Además, se añadió extracto de Jengibre por sus propiedades antioxidantes, que confirió valor añadido al nuevo complejo, denominado Prollagen-VG por los laboratorios Montibello.

Una vez caracterizado el compuesto, se debía asegurar un alto grado de funcionalidad a nivel fisiológico mediante pruebas in vitro e in vivo. Asimismo, se realizó un estudio de citotoxicidad para garantizar la inocuidad de estos compuestos una vez se aplicasen sobre la piel, como cualquier otro ingrediente que utilizamos en cosmética.

Para validar el nivel de funcionalidad y biosimilitud con el colágeno nativo, se realizaron estudios in vitro como in vivo por terceros.

A nivel in vitro, se planteó realizar los estudios sobre dos cultivos celulares distintos. El primero, un cultivo celular de queratinocitos para evaluar la capacidad regenerante, expresión génica de MMP-1 y metabolismo celular. El segundo, un cultivo celular de fibroblastos para evaluar la expresión génica de colágeno Tipo I y, en ambos, enfrentando el compuesto Prollagen-VG con colágeno animal.

Los resultados demostraron que Prollagen-VG, frente al colágeno animal, era capaz de sintetizar 20 veces más de colágeno Tipo I, proporcionando un 75% más de efecto energizante en el metabolismo celular y se observó un efecto 3 veces superior sobre la capacidad regenerante/cicatrizante de un cultivo celular de queratinocitos que había sido seccionado mediante bisturí, demostrando así su actividad EGF-like.

Por último, a nivel in vivo, el objetivo fue buscar cubrir las expectativas las que el ingrediente es tradicionalmente conocido. Los estudios in vivo demostraron que Prollagen-VG, frente colágeno animal, proporcionaba el mismo nivel de pérdida de agua transepidérmica y elasticidad a las mismas dosis de concentración.

Con todo ello, Prollagen-VG ha demostrado ser una alternativa real y de vanguardia como principio activo collagen-like de origen vegetal. Sin duda, un descubrimiento que marcará un antes y un después en el mundo de la cosmética. 

NOTICIAS
RELACIONADAS