En Montibello.com utilizamos cookies propias y de terceros que recogen información en tu navegador web para ofrecerte una mejor experiencia online.

Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Saber más


Estás en: In Beauty | Mi experiencia con DÉNUÉE

Mi experiencia con DÉNUÉE

Peluquería | 05 noviembre 2020

Por Imanol Oliver

Hola a tod@s!

Qué maravilla estar de nuevo por aquí, compartiendo experiencias con la familia Montibellovers.

Hoy mi entrada será, cómo no, para hablar de DÉNUÉE, el último gran lanzamiento de la marca. Hace tiempo que lo tengo en el salón, y he de decir que estoy encantado con esta nueva coloración, por sus resultados, y, si cabe, más aún por el concepto que engloba. Desde hace un tiempo estoy bastante sensible con el tema medioambiental; es un hecho que, si no cambiamos el rumbo de las cosas, no podremos prosperar y DÉNUÉE es, sin duda, un paso importante que los peluqueros podemos dar en pro del planeta. Todo esto sin renunciar a un producto de calidad.

Entrando en materia, tengo que decir que mis clientas - de las que ya tengo feedback de los primeros trabajos que realizamos- y yo estamos gratamente sorprendidos. Para mí, lo más interesante que tiene es la riqueza de matices y durabilidad de los mismos, siendo una coloración con una base de extractos botánicos. A nivel de cuero cabelludo, ya no es que no moleste, sino que estamos viendo mejoría en algunos casos de pieles atópicas. Esto, hace unos años, era algo impensable en una coloración.

Además, su textura geloide facilita mucho la aplicación del producto que, a la hora de extenderlo, permite minimizar el gasto innecesario. Además, gracias también a su textura, en el momento de lavar se retira muy rápidamente, haciendo que ahorremos agua.

Otra de las cosas que he agradecido mucho es el paquete de técnicas que nos ofrece la marca para trabajar el producto, consiguiendo resultados realmente naturales y que nos hacen crecer como coloristas.

Me encanta DÉNUÉE y me gusta mucho también el rumbo que está cogiendo la marca aunando ciencia y sostenibilidad para darnos a los peluqueros herramientas precisas y concisas, todo ello bajo un paraguas de respeto por el planeta y por valores por los que, bajo mi punto de vista, merece la pena luchar.

¡Gracias por todo, Montibello! Os espero en el salón.

NOTICIAS
RELACIONADAS