En Montibello.com utilizamos cookies propias y de terceros que recogen información en tu navegador web para ofrecerte una mejor experiencia online.

Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Saber más


Estás en: In Beauty | Estética Zen o como convertir en toda una experiencia un tratamiento en cabina

Estética Zen o como convertir en toda una experiencia un tratamiento en cabina

Estética | 06 enero 2021

Por Susanna Utrillo, Directora de Formación División Estética

Un tratamiento estético es mucho más que la aplicación de productos cosméticos. Tantos años de profesión me han hecho ver que siempre hay que buscar y crear con la imaginación toda una experiencia en la cabina…La experiencia perfecta.

Para conseguirla, hay que convertir un tratamiento en un auténtico ritual de belleza, con servicios de estética extremadamente personalizados y prestando la máxima atención y dedicación a todos los detalles, incluso los más pequeños.

Las múltiples opciones que ofrece el mercado en lo que a tratamientos estéticos se refiere, nos lleva a apostar por ofrecer aquello que logre atraer a tantos clientes como sea posible y conseguir su confianza y su fidelidad. Sin duda, una experiencia exitosa en cabina es esencial para conseguir el objetivo. ¿Cómo? Prestando atención a dos momentos imprescindibles en todo buen servicio:

  • Un buen diagnóstico. La primera clave del éxito. No olvidemos que las profesionales son las que eligen, con sus conocimientos, el tratamiento idóneo para tratar las necesidades concretas, tanto en cabina como en casa.
  • Un momento único. Las esteticistas son también las profesionales sensibles y delicadas capaces de crear un ambiente de desconexión, intimidad y bienestar para obsequiar con un servicio de descanso inolvidable.
 

Hablemos primero de la importancia del ambiente del salón y de la cabina. En él hay que respirar tranquilidad: decoración suave, mobiliario confortable, música relajante y una temperatura ideal. Me gusta mucho cuando se juega con la intensidad de la luz para crear entornos mágicos. Además, se puede elevar el espíritu y el ánimo con esencias y así conseguir una sensación de paz… ¡tan necesaria para encontrarte bien contigo mismo! Queda claro que el entorno importa, y mucho, para poder conseguir esa desconexión.

En cuanto a los equipos de trabajo, la buena formación es clave. Ser profesionales delicados y atentos, que sepan lo que hacen, se comporten siempre adecuadamente con un trato exquisito, hablen en un tono de voz suave, estén correctamente uniformados, sean amables y considerados, sean limpios y organizados… Todos estos detalles resultan de gran importancia para que el cliente quede maravillado y quiera volver.

Además, es imprescindible que conozcan algún método de aplicación propio como, por ejemplo, el Ritual Cleansing & Relax de Montibello (fundamental para despertar los sentidos y frenar la hiperactividad físico-mental de la vida cotidiana), o Finish & Relax de Montibello (para provocar un suave despertar estimulando la musculatura y la circulación de retorno). Estos métodos holísticos para relajar el cuerpo y la mente con manipulaciones y rituales exclusivos restablecen el equilibrio natural.

Si nos centramos en momento del tratamiento, durante el mismo podemos crear sensaciones que jueguen con la temperatura de las toallas desmaquillantes, arropar al cliente cubriéndolo con una toalla, realizar masajes en brazos y/o pies mientras se espera a que pase el tiempo de acción de las mascarillas o, incluso, utilizar varios utensilios de masaje para estimular el tejido de distintas maneras.

Siempre se ha dicho que hay que irradiar la belleza desde el interior. Para ello, gestionar el tiempo, dar a los clientes la atención que buscan, necesitan y merecen y tratar siempre de entender lo que piden, ayudará a conseguir que tengan más confianza. Los clientes deben sentirse cómodos y relajados mientras reciben el servicio en el centro de estética y se merecen una respuesta a todas sus dudas.

También puedes finalizar el servicio con un pequeño detalle (una infusión, chocolate, una tarjeta de agradecimiento…), que hará que se sientan mimados.

Todos estos esfuerzos no cuestan demasiado y seguro que te ayudan a conseguir que la relación con tus clientes sea duradera y satisfactoria. Piensa en todas estas estrategias y lograrás captar clientes, aprendiendo a prestar atención a los detalles.

En definitiva, te animo a que ofrezcas la experiencia perfecta en el salón que nunca olvidarán.

NOTICIAS
RELACIONADAS